domingo, 18 de septiembre de 2011

Capítulo 23

-Rai, duermes conmigo?- Me preguntó cuando estábamos subiendo en el ascensor a su habitación.
-Claro, como no iba a dormir contigo?- Le sonreí y le bese. Continuamos nuestro paso por los pasillos hasta llegar a la puerta. Íbamos totalmente sobrios, ya que solo habíamos tomado un par de copas.-Por cierto nena, no tengo pijama, lo tengo allí abajo.- Me miró con cara de decir "eres tonto?".
-Pues duermes en ropa interior como siempre!- Alzó su mano y me pego un pequeño coscón en la cabeza. Entramos juntos a la habitación, Miley fue directa al baño, y yo a la cama. Arrojé mi camiseta a un sillón y me tumbé en la quedándome solo con los pantalones. A los minutos, ella salio con su pijama en forma de vestido muy bonito.
-Qué sexy estas nena!- Se tumbó junto a mi sonriendo.
-Hombre, es qué tengo que ponerme bonita para ti.- Cuando acabó de decir esas palabras, vi como sus ojos se centraban en mi torso perfectamente esculpido. Sus emociones salían con su mirada a la luz, y sabía lo que quería. Le cogí subiéndole encima mía. Agarrándole de la cintura le aproxime más a mi para poder besarle. Ella suspiro, dejándome que le enseñara. Poco a poco le fui quitando el pijama. Le acaricié todo el cuerpo de arriba a abajo. Ella me desabrochó los pantalones y me los quite. Cuando de repente se quedó pensativa.- Tienes preservativos?- Sonreí debido a la emoción de esa pregunta.
-Creo que si.- Me levante rápidamente de la cama y agarré mis pantalones. Saqué la cartera, y la abrí para buscarlos. Efectivamente, tenía un preservativo de fresa en ella. Fue uno de los condones que me sobraron con Rosa. Los dejé encima de la mesita de noche y me tumbé de nuevo en la cama. Me puse encima de Miley presionándole contra la cama. Le levanté un poco, desabrochando su sujetador, dejándola desnuda ante mi. Ella me cogió de mi ropa interior y comenzó ha bajarla hacia abajo, dejándome completamente desnudo. Yo hice la misma repetición con la suya. En un abrir y cerrar de ojos, los dos nos encontrábamos el uno junto al otro sin ropa, natural. Estábamos excitados, muy excitados. Le apartaba el pelo de la cara, besando sus labios, su cuello, acariciando sus senos y sus caderas. Sus largos muslos para mi era un sin fin, tan bonitos, largos y marcados. Ella se dejaba llevar, aprendía de mi. Tocaba mis abdominales, me abrazaba, suspiraba, lanzaba pequeños gemidos que yo le causaba por mis manos. Y llegó el momento de la verdad.-Me lo pongo?- Ella asintió tímida. Nerviosa? No, no lo estaba, pero tensa un poco. Su primera vez, conmigo. Agarré el preservativo para ponérmelo, pero antes de eso, miré a Miley. Miraba con curiosidad, y como a Rosa le gustaba, pues se lo propuse.- Quieres intentar ponérmelo tu?- Ella me miró, buscando que responder.
-Yo... es que no se como se pone...- Le besé la mejilla.
-No es complicado. Si quieres intentarlo adelante, sino quieres, no importa. Solo haremos lo que tu quieras.- Ella me miro de arriba a abajo, y me quito el condón de las manos. Le explique un poco como iba y lo hizo. Me lo puso, y muy bien. Antes de empezar, coloqué a Miley debajo mía. Era una buena postura para perder la virginidad.
- Rai, no me hagas daño.- Yo le miré a los ojos, y intenté tranquilizarle un poco.
-Tranquila, no lo haré.- Miley se agarró a mis espaldas preparándose para empezar. Yo le abrí un poco más las piernas e intenté introducirme en ella. Un pequeño grito de dolor salió de Miley. Yo al ser consciente, me moví muy despacio. Poco a poco viajaba un poco más a dentro. Ella suspiraba por el dolor y lanzaba unos pequeños gritos.-Estas bien?- Paré un momento y le miré bien a los ojos.
-Me duele...- Vi que salían unas pequeñas lagrimas de sus ojos. Se las quité y le abracé.
-Quieres que pare?- Ella lo negó con la cabeza y me empujo contra ella. Nuevamente dos lagrimas acompañadas de un grito volvieron a salir. Poco a poco, esos gritos y esos suspiros fueron desapareciendo. Miley me indicaba que me moviera, y los suspiros que provenían de ella era de un pequeño placer. Comencé a moverme un poco más deprisa, cosa que a ella le gustó. Le besé en el cuello, a la paz que tocaba fondo en ella. Y llegó lo que tanto habíamos buscado... los orgasmos se apoderaron de nosotros, y la voz de Miley retumbaba en toda la habitación. Yo me moví durante el proceso y cuando acabé a su vez, estaba rendido junto a ella. Los dos tumbados en la cama, abrazados, siendo uno solamente.
-Te quiero Rai.- Mi princesa... ahora era mía, mi Reina.
-Yo también te quiero reina.- Los dos sumidos en nosotros mismos, dormimos juntos entre sabanas, felices.



_________________________________________

Bueno bueno bueno, el capítulo es un poco corto, pero es lo que lleváis buscando todo este tiempo! Pues aquí lo tenéis. Espero que os guste :S. No he escrito nada mas, porque me parecía que se merecía un capítulo exclusivamente para ese momento. Y no os preocupéis! En cuanto acabéis de comentar, subiré enseguida el otro que tengo YA escrito ;D

Con cariño
Valkiria

7 comentarios:

  1. ohhhh
    lo hicieron...
    espero que todo vaya
    bien entre ellos...
    besos

    ResponderEliminar
  2. :O! Ya lo han hecho..., espero que salga todo bien entre ellos dos y que Rosa los deje en paz.
    Publica pronto. Besos y pásate por mi blog: ahoraqueteconocinuncamesepararedeti.blogspot.com
    Cuídate mucho.

    ResponderEliminar
  3. oooo que rico que es Rai, se ha portado muy bien con ella :)
    Bsoos

    ResponderEliminar
  4. hvyfgyrfgbgfyr
    siiiiiiiiiiiiiii
    lo hicieron que lindos ;D
    siguela pronto ! C:

    Marii

    ResponderEliminar
  5. yaa lo tenes escrito?
    publicaloo (:
    & buenoo awwwwn que romanticoos♥

    ResponderEliminar
  6. Premio en mi blog: http://ahoraqueteconocinuncamesepararedeti.blogspot.com
    Besos y sigue publicando.

    ResponderEliminar
  7. me encanto!!!!!!
    lamento no haber comentado antes tenia un rollo por ahi pero que esperas para el siguiente cap? xD
    plis publica pronto
    besos
    cuidate

    ResponderEliminar