viernes, 9 de septiembre de 2011

Capítulo 22

Subí a mi respectiva habitación y me puse cómodo. Deje la maleta en su sitio y me puse la televisión. Pasado el rato de descanso, no sabía si llamar a Miley o subir directamente a su habitación. Decidí llamarla.

-Hola princesa, cómo estas?
-Hola Rai! Pues estoy genial, pero echándote de menos!
-En serio? Qué lástima de mi pequeña!
-Jo! Y tu cómo estas cariño?
-Pues muy bien, aquí en mi casa acostado. Por cierto, donde estas ahora? es que como mañana tienes el concierto y eso.
-Pues estoy en mi habitación, que me he puesto un poco con el ordenador, e iba a arreglarme, que me han invitado a una fiesta privada.
-Umm, y tus padres también irán?
-No! Estos últimos conciertos no me han acompañado, los he echo sola con el equipo.- Cuando me dijo que estaba sola, me levanté de la cama y me dirigí hacia su habitación.
-Valla, entonces estas tu sola?
-Si, pero no importa, ando muy a gusto desnuda por la habitación.- Los dos reímos. Estaba delante de su puerta, sin saber muy bien que decirle.
-Bueno, Miley, me haces un favor?
-Si claro, dime!
-Resulta que mi padre me dijo que en la última planta de tu hotel, había algo raro. Las lamparas o algo de eso. Puedes mirarlas, y decirme como son?
-Claro, pero no son nada del otro mundo, son lujosas, pero nada que destaque.- Al acabar de decir esa frase, Miley abrió la puerta de su habitación y se quedó muda al verme.-No puede ser, eres tu?- Yo asentí la cabeza, lanzándole una sonrisa mientras me guardaba el móvil.- Rai!
-Princesa!- Se me tiró a los brazos estampándome un gran a beso en los labios
-Qué demonios haces aquí?- Sus ojos lanzaban rayos de emoción.
-Pues nada, que te echaba de menos, y he venido a verte.- Le di un beso pequeño en los labios, esperando a que me invitara a pasar.
-Pasa cariño. Qué sorpresa que hayas venido!- Me arrastró a el interior de la habitación agarrando mi mano. Nos sentamos en el sofá y estuvimos charlando un rato.
-Y qué fiesta es esa nena?- Ella mientras escuchaba mi pregunta estaba acariciándome la mano.
-Una privada, de un pub famoso de New York. Por cierto, tengo que prepararme, vienes conmigo no?-Me miró esperando me respuesta.
-Bueno, pero si te echan fotos y esas cosas... tus padres se enterarán de que estuve contigo.- Se quedó durante unos segundos dubitativa.
-No pasa nada, yo paso de ellos. Si a mi madre no le importa que este contigo, no es tan dramática como mi padre. Pero claro, el problema es el... a mi no me importa que me regañe, así que vendrás conmigo a la fiesta.- Sonrió abrazándome muy feliz.

Estuvimos dándonos algunas caricias en el sofá antes de cambiarnos. Yo me bajé a mi habitación para darme una ducha. Había quedado con Miley para cuando acabara de arreglarme. Saqué unos pantalones chinos negros, una camisa negra, un jersey sin mangas gris, y unas zapatillas de Nike 6.0. Para complementar, me quité los pendientes de coco, y preparé unos de diamantes.
Continuamente, me fui directo a la ducha. Me relajé durante unos minutos, pensando en la noche que estaría con Miley. Aun no me creía que hubiera cogido un avión desde Los Angeles hasta New York para verla. Cuando acabé de la relajadora situación, me vestí y subí al cuarto de Miley. Estaba envuelta en una toalla, recién salida de la ducha.

-Pero todavía estas así!- Yo le miré de arriba a abajo, sin poder creerme que ni si quiera estaba vestida.
-Soy una chica! Tardo mucho mas que los chicos en arreglarme.- Dio un perfecto giro sobre ella misma, y se dirigió al cuarto de baño. Yo me acosté en la cama, intentando no arrugarme la ropa, y encendí la tele. Nuevamente, se anunciaba el concierto de mi princesa en las noticias, y también comentaban que estaría en la fiesta privada de ese Pub. Y como era de esperar... estaban empezando ha anunciar mi llegada en avión desde Los Angeles. Esperaba que el padre de Miley no estuviera vendo las noticias, sino mañana no seguiría vivo.-Ves! Solo me queda pintarme!- Miley salió del cuarto de baño con el pelo liso completamente, y vestida. Iba preciosa, con una camisa y una falda alta, acompañadas de unos preciosos tacones de invierno estilo botas, que tienen pelo por dentro para el frió.
-Bueno bueno, no esta mal. Merece la pena tanto tiempo para que vallas tan guapa.- Le guiñé el ojo y ella me respondió con una sonrisa.- Por cierto, ya están anunciando mi llegada.- Ella engurruño un poco la cara, hizo un gesto torcido, y continuo echándose maquillaje.- Qué ocurre? no te importa de que se entere tu padre?- Ella siguió pintándose, buscando la respuesta apropiada.
-Si, claro que me importa, se enfadara y esas cosas, pero de qué me sirve calentarme la cabeza?- Me miró y siguió a lo suyo.- Pues ya que se que se va a enterar, lo aprovecho todo, y ya llegará lo malo. No me corre prisa.- Yo sonreí para mi mismo.

Un rato después Miley y yo nos encontrábamos saliendo del hotel rodeados de paparazzi, que no paraban de preguntar. Nosotros, solamente sonreímos y saludamos a todos, dirigiéndonos al coche que nos llevaría al club nocturno. Mi princesa estaba increíblemente guapa, y me encantaba la idea de poder estar con ella otra vez.
Una vez que llegamos al nuestro sitio, me abrieron la puerta y salí yo primero, ofreciéndole mi mano a Miley para ayudarle a salir. En ese momento, los flashes de los paparazzi se dispararon de forma que parecía una locura. Saludamos, y entramos a la fiesta. Pedimos cervezas y Miley comenzó a presentarme a gente que estaba sentada en una mesa.

-Rai, este es Tom, un estilista de aquí, ella es Marie, una gran diseñadora de ropa, el es Orlando, esta entrando en el mundo de la música, esta de aquí es Teresa, maneja producciones cinematográficas y ya esta.- Yo salude a todos y nos sentamos con ellos. Estuvimos un rato charlando todos juntos hasta que me canse un poco y se lo dije a Miley.
-Nena, me estoy aburriendo un poco, vamos a bailar?- Ella me miró mientras reía y se levanto.

Salimos juntos a la pista de baile agarrados de la mano. Yo posé mis manos en sus caderas, y ella las suyas en mi pecho, y comenzamos a bailar. La canción era típica de balada de forma que bailamos lento, mientras que de vez en cuando nos dábamos un beso. Después de un rato, pusieron música house, y comenzamos a bailar más rápido. Ella estaba de espaldas a mi, bailando con su contoneo de caderas, y yo desde detrás suya hacía la misma repetición. Luego se dio la vuelta, y me besó. Yo le agarré y la apreté más hacia mi, hasta que volví al mundo, e hice lo que debía de hacer.

-Nena, estamos siendo un poco provocativos, todos nos conocen, y podría haber algún paparazzi dentro, relax!- Ella suspiro y se separó un poco de mi. Fuimos a pedir otra bebida, cuando nos encontramos a sus amigos. Resulta que a la fiesta también había asistido los bailarines de Miley. Me los presentó, pero no logré recordar sus nombres.
Después del último trago decidimos ir al hotel para que pudiéramos descansar, sobre todo Miley, que tendría un concierto.
-Rai, duermes conmigo?- Me preguntó cuando estábamos subiendo en el ascensor a su habitación.
-Claro, como no iba a dormir contigo?- Le sonreí y le bese. Continuamos nuestro paso por los pasillos hasta llegar a la puerta. Íbamos totalmente sobrios, ya que solo habíamos tomado un par de copas.-Por cierto nena, no tengo pijama, lo tengo allí abajo.- Me miró con cara de decir "eres tonto?".
-Pues duermes en ropa interior como siempre!- Alzó su mano y me pego un pequeño coscón en la cabeza. Entramos juntos a la habitación, Miley fue directa al baño, y yo a la cama. Arrojé mi camiseta a un sillón y me tumbé en la quedándome solo con los pantalones. A los minutos, ella salio con su pijama en forma de vestido muy bonito.
-Qué sexy estas nena!- Se tumbó junto a mi sonriendo.
-Hombre, es qué tengo que ponerme bonita para ti.- Cuando acabó de decir esas palabras, vi como sus ojos se centraban en mi torso perfectamente esculpido. Sus emociones salían con su mirada a la luz, y sabía lo que quería. Le cogí subiéndole encima mía. Agarrándole de la cintura le aproxime más a mi para poder besarle. Ella suspiro, dejándome que le enseñara. Poco a poco le fui quitando el pijama. Le acaricié todo el cuerpo de arriba a abajo. Ella me desabrochó los pantalones y me los quite. Cuando de repente se quedó pensativa.- Tienes preservativos?

______________________________________________

Hola a todos! Ya acabé los exámenes y las desgracias. No soy portadora de buenas noticias... repito primero de bachillerato! Cómo me las he apañado? No lo se ni yo. Pero en fin, así por lo menos podré subir nota en las que tengo aprobadas ya que repito solo con tres. En fin....

Espero que os haya gustado el capítulo, y seguramente estaréis deseosos del siguiente! pero como ya acabé mis tareas, cuando la gente acabe de comentar, subiré el otro, que empezaré ahora a escribirlo. Ui ui ui... qué pasara?

Con cariño
Valkiria

8 comentarios:

  1. ¡Me encantó! Espero que sigas publicando pronto. Besos.
    PD: Lo siento por ti, por lo de repetir primero de bachillerato.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola otra vez! Premio en mi blog: http://ahoraqueteconocinuncamesepararedeti.blogspot.com
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. esta gnial el capii :) Y lo siento por repetir.La escuela es un rollo,yo empiezo mañana :( asi que imaginate :(
    Bueno espero el siguiente capii con ansias de saber que pasa!!!!!
    besos

    Luz Mariia

    ResponderEliminar
  4. hola...
    volviste que
    suerte ya me
    estaba por olvidar
    de este blog...
    y que pena que
    repetiste fue
    dificil seguro la
    situacion para
    ti...
    besos

    ResponderEliminar
  5. Tienes un premio en mi blog. (:
    http://playwithoutrules.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  6. vaaal :)
    genial me encantoo
    que pasaraaa
    woow
    escriibee (:

    ResponderEliminar
  7. Haras que me de un paro cardiaco mujer jajaja
    siguela pronto :D
    y lo de tu escuela...que mal u.u

    Marii

    ResponderEliminar
  8. Que Pasara? Que Publicaras YA! O Te MAtare (? No, Es Broma
    Pero Enserio Publica!
    Lo Ame!

    ResponderEliminar